Cómo cuidar nuestra salud haciendo deporte

Nuestra última sesión de Salud y Deporte en el pabellón Polideportivo Lavadores tuvo un profe muy especial: Mario Riobó.

Read More

Anuncios

Aprendemos a hacer pan con Aproinppa

¡Holaa! Hoy os queremos contar nuestra experiencia panarra… hemos tenido la suerte de asistir a un taller de pan en Aproinppa, la Asociacion Provincial de Panaderia y Pasteleria de la Provincia de Pontevedra.

Read More

Conocemos nuestro entorno: visitamos el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

 

El lunes pasado fuimos de visita al Hospital Álvaro Cunqueiro. Nos gustaría contaros nuestra experiencia para que todos conozcáis un poco mejor el funcionamiento y la distribución de este nuevo Hospital que tenemos en Vigo.

Fran O.

Al llegar al Hospital nos estaba esperando Chema, el responsable de las visitas guiadas. Es una persona muy amable y simpática, que explica muy bien y resolvió todas nuestras dudas. Primero nos llevo al salón de actos, que es enorme y muy bonito. Allí nos puso un video donde nos contaban cómo estaba dividido el hospital y nos dio unos planos para que sepamos dónde están cada área y servicio por si alguna vez necesitamos ir al hospital que no nos perdamos.

Inma

Mi experiencia fue muy buena e importante ya que así no nos perdemos en el hospital y nos enseñaron donde estaban las consultas médicas y unas máquinas parecidas a los cajeros automáticos, donde tenemos que meter las tarjetas el día que tengamos una cita y ahí nos dan un papel con un código que saldrá en unas pantallas para que podamos ir a la consulta indicada y no digan nuestro nombre y apellidos delante de todo el mundo. Nos mostraron los robots que llevan la comida a las habitaciones de pacientes, esto me gustó muchísimo. Nos dijeron donde estaba el helipuerto para que aterricen los helicópteros de emergencias. El área que más me sorprendió de todo el hospital es donde nacen los bebés y las incubadoras, aunque ahí no se podía pasar pues era sólo para  familiares. Me pareció una salida muy interesante y me gustaría volver.

Rocío

Me gustó mucho la visita, lo que más me llamó la atención fueron los robots que llevan la comida, Chema nos explicó que funcionaban porque estaban programados y manejados desde un ordenador y que llevaban una especie de nevera hacia los almacenes. Otra parte bonita  es la zona de pediatría, tiene muchas fotografías y colores, las madres dan a luz en unas habitaciones independientes que tienen unas fotos de playas, montes…y sitios muy relajantes. Cuando los bebés están limpios se llevan a otra habitación con sus madres para que puedan jugar y divertirse con su familia.

Alberto

En el Hospital Álvaro Cunqueiro nos enseñaron las habitaciones y la sala de estar; nos explicaron que había tres cafeterías; la de consultas cierra sobre las 14:00 h puesto que por las tardes no hay servicio de consultas externas. Mediante fotografías nos mostraron los quirófanos que tienen muchísimas máquinas nuevas y modernas que pensábamos que sólo existían en grandes hospitales de Madrid y Barcelona; todos tienen grandes ventanales por donde entra la luz natural. Lo que más me llamó la atención fue saber que había un helipuerto que es donde aterrizan los helicópteros cuando viene un herido muy grave.

Jesús

Al llegar al salón de actos nos enseñaron un video sobre el hospital que nos explicaba cómo estaba organizado. Luego nos llevaron al área de consultas externas donde hay muchos pasillos distintos. Nos enseñaron el funcionamiento de los robots de comida, que se programan por ordenador y que cogen la comida caliente y la llevan por los ascensores y pasillos hasta los pacientes que están ingresados. Dimos un paseo por todo el hospital pero no me gustó mucho porque estuvimos en zonas donde había pacientes ingresados, que estaban enfermos y no quería molestarles. Posteriormente fuimos a la planta 0, en uno de esos pasillos hay un cajero automático, una cafetería, un quiosco y una librería.

Fran S.

Cuando llegamos nos estaba esperando Chema, que nos explicó como estaba dividido el Álvaro Cunqueiro. Vimos muchas partes del hospital y nos mostró que estaba dividido por colores y letras distintas. Lo que más me gustó fue que todo el hospital tiene muchísimas ventanas por donde entra luz natural y sobre todo que en la última planta hay una zona de mirador con unas vistas muy bonitas. He aprendido mucho en esta visita y así cuando necesite acudir al hospital ya no me perderé.

Lucía

Al llegar lo primero que nos enseñaron fue la organización del hospital, para ello nos llevaron al salón de actos y una vez allí nos pusieron un video.

Después hicimos un recorrido por algunos pasillos mientras nos explicaban lo que había en cada uno de ellos y para que funcionaba cada área. Lo que más nos llamó la atención fueron los robots de comida y su funcionamiento así como el helipuerto. Esto último no sabía que existía en los hospitales “reales” sino que pensaba que lo había sólo en las películas.

Cuando la edad es tan sólo un número. Habilidades adaptativas.

Hola. Somos un grupo de personas con diversidad funcional mayores en edad pero no en espíritu. En Down Vigo acudimos al servicio de Habilidades Adaptativas. Como os podéis imaginar, nuestra edad no está reñida con las nuevas tecnologías. ¡Estamos escribiendo un blog!

En esta ocasión nos han encargado a nosotros / as hacer un video donde os mostramos un poco nuestro mundo, no muy diferente al de cualquiera de los que estáis frente a la pantalla.

Nuestra vida es muy activa. No nos gusta quedarnos en casa viendo pasar el tiempo. Bailar los fines de semana, preparar recetas de cocina a lo “Master chef” (bueno, con nuestro toque personal), practicar algo de deporte, quedar con nuestros amigos / as, viajar y seguir con nuestra mente activa, importantísimo para no envejecer.

Porque nosotros también somos capaces/podemos.

Nosotros ya nos lo creemos, ahora solo falta que te lo creas tú.

A continuación podréis conocernos mejor en el siguiente video.

 

Mi visión sobre las oportunidades. Desigualdad para todos.

Me llamo Jesús. Desde hace varios años vivo en un centro especial, internado ya que no tengo familia. Podría vivir independiente pero necesitaría dinero y por desgracia me es muy complicado acceder a un empleo. Oportunidades pocas. Algunas las aproveché otras no. La realidad es la que es. Tengo casi treinta años y no he tenido nunca un contrato de trabajo a pesar de mis ganas. Entiendo que a muchos jefes les pueda asustar, tengo discapacidad o diversidad funcional como le llaman ahora.

Muchas personas, en empresas o por la calle piensan que somos “tontos”, que no tenemos valores ni objetivos.  Os equivocáis. Necesitamos trabajar, que nos valoren. Necesito creer que mi vida es algo más que una pensión que apenas me permite disfrutar de una tarde en un cine. Nuestras necesidades de alimento, aseo, medicamentos, transporte si no fueran por los centros asistenciales que administran nuestras pensiones no se cubrirían por si solas. Por eso más que nunca soy consciente de que quiero vivir al igual que lo haces tú.

Si molesto a alguien con estas palabras lo siento, no pretendo hacerlo. Tan solo quiero soltar lo que llevo dentro desde hace mucho tiempo. Las empresas en Vigo deberían contratar a más personas en mi situación. No solo nos ganaríamos un sueldo sino una vida entera. Los políticos solo sacan algunas pocas plazas para “discapacitados”. Lo hacen para quedar bien. Si apostaran por nosotros harían más. No todo son oposiciones.

Ejemplo. 300 plazas para personas “normales”, 6 para discapacidad.

Otra cosa. Nos cuesta muchísimo lograr entrar en un curso. Algunos profesores no saben que hacer con nosotros. Como si fuéramos una carga. No soy una carga. Soy una persona como tú. Eres tú el que me trata distinto por lo que ves. Eres tú el que me excluye y no somos tan diferentes como te piensas.

La vida puede ser más dura si te lo propones.

Con oportunidades, mi vida puede ser menos dura

Jesús, autor de la entrada.

Jesús durante un momento en el aula de Formación.