Cuando la edad es tan sólo un número. Habilidades adaptativas.

Hola. Somos un grupo de personas con diversidad funcional mayores en edad pero no en espíritu. En Down Vigo acudimos al servicio de Habilidades Adaptativas. Como os podéis imaginar, nuestra edad no está reñida con las nuevas tecnologías. ¡Estamos escribiendo un blog!

En esta ocasión nos han encargado a nosotros / as hacer un video donde os mostramos un poco nuestro mundo, no muy diferente al de cualquiera de los que estáis frente a la pantalla.

Nuestra vida es muy activa. No nos gusta quedarnos en casa viendo pasar el tiempo. Bailar los fines de semana, preparar recetas de cocina a lo “Master chef” (bueno, con nuestro toque personal), practicar algo de deporte, quedar con nuestros amigos / as, viajar y seguir con nuestra mente activa, importantísimo para no envejecer.

Porque nosotros también somos capaces/podemos.

Nosotros ya nos lo creemos, ahora solo falta que te lo creas tú.

A continuación podréis conocernos mejor en el siguiente video.

 

Anuncios

Mi visión sobre las oportunidades. Desigualdad para todos.

Me llamo Jesús. Desde hace varios años vivo en un centro especial, internado ya que no tengo familia. Podría vivir independiente pero necesitaría dinero y por desgracia me es muy complicado acceder a un empleo. Oportunidades pocas. Algunas las aproveché otras no. La realidad es la que es. Tengo casi treinta años y no he tenido nunca un contrato de trabajo a pesar de mis ganas. Entiendo que a muchos jefes les pueda asustar, tengo discapacidad o diversidad funcional como le llaman ahora.

Muchas personas, en empresas o por la calle piensan que somos “tontos”, que no tenemos valores ni objetivos.  Os equivocáis. Necesitamos trabajar, que nos valoren. Necesito creer que mi vida es algo más que una pensión que apenas me permite disfrutar de una tarde en un cine. Nuestras necesidades de alimento, aseo, medicamentos, transporte si no fueran por los centros asistenciales que administran nuestras pensiones no se cubrirían por si solas. Por eso más que nunca soy consciente de que quiero vivir al igual que lo haces tú.

Si molesto a alguien con estas palabras lo siento, no pretendo hacerlo. Tan solo quiero soltar lo que llevo dentro desde hace mucho tiempo. Las empresas en Vigo deberían contratar a más personas en mi situación. No solo nos ganaríamos un sueldo sino una vida entera. Los políticos solo sacan algunas pocas plazas para “discapacitados”. Lo hacen para quedar bien. Si apostaran por nosotros harían más. No todo son oposiciones.

Ejemplo. 300 plazas para personas “normales”, 6 para discapacidad.

Otra cosa. Nos cuesta muchísimo lograr entrar en un curso. Algunos profesores no saben que hacer con nosotros. Como si fuéramos una carga. No soy una carga. Soy una persona como tú. Eres tú el que me trata distinto por lo que ves. Eres tú el que me excluye y no somos tan diferentes como te piensas.

La vida puede ser más dura si te lo propones.

Con oportunidades, mi vida puede ser menos dura

Jesús, autor de la entrada.

Jesús durante un momento en el aula de Formación.