Mi vida independiente por Esteban Costas

Hola, me llamo Esteban y me gustaría hablaros de un tema que resulta importante para mi aunque no sabría explicaros el motivo. Seguro que lograré que lo entendáis.

Con 35 años vivo como otros muchos en casa de mis padres. Nada nuevo ¿verdad? Si mañana tuviera que apañármelas solo no sería capaz. Recordad que soy una persona con diversidad funcional.

Seguro que alguno pensará que esto no justifica que no sea capaz de valerme por mi mismo. Tenéis razón. Son muchas las personas que sin tener un “certificado de discapacidad” no saben ni coser un botón, encender una lavadora. En mi caso debo reconocer que mi “discapacidad” no me limita para en algún momento llegar a vivir solo, independiente. No quiero vender motos. Existen personas con limitaciones que les impiden alcanzar una vida autónoma como la que yo me planteo. Es una realidad. Por fortuna y tras muchos años de trabajo me encuentro en una situación buena.

Actualmente estoy dentro de un programa formativo en Down Vigo que consiste en aprender a vivir de forma independiente. Vivo en un piso con varios compañeros / as y entre todos nos tenemos que buscar la vida, ayudar y organizar para que el piso no se convierta en un campo de batalla, limpiar, hacer la compra, ordenar, hacer diversos recados. Reconozco que estoy aprendiendo mucho. Es una oportunidad para que personas como yo se preparen para un futuro en el que tal vez la independencia deje de ser un sueño y se convierta en una realidad. Dentro de unos años me gustaría vivir con los amigos aunque ahora mismo echo mucho de menos vivir en casa con mis padres.

   Esteban Costas

 

Esteban durante su formación

 

Editorial: Perdonadme que me introduzca en esta conversación entre Esteban y vosotros. Perdonadme porque estoy traicionando en la tercera entrada del blog nuestro compromiso de dejar una total libertad de interacción a los participantes de Seellos.

Tras darle algunas vueltas a la carta de Esteban la publicamos respetando las ideas (como no podía ser de otro modo) que este quería transmitir aunque nos tomemos la licencia de hacer correcciones de forma para que el mensaje llegue a todos.

Esteban, como otros muchos usuarios – as que acceden a experiencias primerizas de vida independiente empiezan con una gran motivación. En ocasiones por razones ajenas a nosotros, la visión que se le da a esta experiencia desde sus propios hogares es más “vacacional” que “formativo”. Esto contribuye a crear una realidad ficticia. Vivir independiente no es estar de vacaciones ni irse de fiesta. La experiencia de vivir con compañeros en un piso junto con una mediadora mezcla una parte de trabajo en equipo, rutina, organización y respeto con una parte de gestión del tiempo libre. Si la visión que se tiene es la de pasarlo solo bien estaremos cometiendo un error. Al mismo tiempo nos encontramos con la “archiconocida” sobreprotección.

Estas experiencias ponen a Esteban y otros compañeros en situaciones en las que ellos son los que tienen que tomar decisiones con sus correspondientes consecuencias. Cuando se encuentran en situaciones no tan cómodas, pasados los días iniciales empieza a rondar el fantasma del “regreso al hogar familiar” donde por norma general el nivel de exigencia es diferente. Echan de menos ese estado de confort familiar. Es muy entendible que esto ocurra sin embargo la pregunta que nos hacemos es la siguiente:

¿Debemos ceder ante este fantasma o esforzarnos más sobre todo desde el terreno familiar, a que la experiencia concluya en los plazos acordados? Una pista. Evitemos emplear el tan manido “depende”. Nunca nos hemos encontrado en una situación extrema como para poner en peligro la salud emocional y psicológica de nadie. Son vivencias que todos hemos tenido en nuestro hogar, momentos complicados donde nuestra voluntad iba en contra de nuestros intereses por inexperiencia, inmadurez. Ahora bien, el tiempo nos ha demostrado que con el apoyo adecuado las cosas pueden cambiar hacia una autonomía plena, autogestionada.

 

http://www.lavozdegalicia.es/video/sociedad/2016/02/19/quieren-independientes/0031_2016024764569689001.htm